El milagro de sentir así...

jueves, 11 de enero de 2007









Y quien fue el abuelo del Alma, bendita?
…y quien fue el padre de la Sensibilidad abrasadora?
A quién nos sometemos en esta voluntad de seguirlos?
Como sabemos que no vamos a equivocarnos
y continuar así
sintiéndonos apóstoles, en la soledad,
de un destino de entrega…
que, tal vez, no sea el deseado
por ellos mismos?
La apuesta es difícil, y la voluntad también,
de intentar vivir en un estado de creación
que nos sobrepasa, y tal vez no sea la verdad,
en términos de la verdad,
de la que se cree o imagina?

Fue un legado divino,
o fue creado por el humano,
al querer reparar sus constantes
errores involuntarios,
o, de los otros, en un principio?

Y no será pretencioso tratar de desentrañar
tales entidades,
con nuestro acotado entender?

Trato, humildemente,
de brindar mi enorme tributo
a mis compañeros de camino
“el Alma” y la “Sensibilidad”
que me han enseñado a sortear
tantas instancias duras…
y tantos momentos de felicidad.

Es una oda al sentir, y al amar,
y al entender, que me tocaron
y me iluminaron y me enseñaron a aprender,
que el tenerlos incorporados…
no se compara con nada.

Enormes escenarios de la luz y de las tinieblas…
ayúdenme, a seguir intentando en la tarea
de encontrar cual es la manera de demostrar
mi gratitud infinita…de devolver, si fuese posible…
el milagro de sentir así….


GRACIAS!

                                                    Luis.          

                                          leintrona@yahoo.com.ar



Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías



  Inicio | Biografía | Poemas | Chat | Música | Libro de visitas | Enlaces | Registro  
Fondo musical: Baile Hungaro 5, de Johannes Brahms
Agregar a Favoritos
Recomienda esta web
© Ann Louise Gordon Stewards 2020

contador gratis para blog