¡ Dios salve al Rey…!

viernes, 24 de enero de 2003

                          







¡ Dios salve al Rey...!

¡ Jaque Mate...!

*

Esta noche en Palacio
nadie duerme,
todos caminan despacio
su quietud,
corre pareja a su inquietud
nadie agrede,
cabizbajos van,
sumidos en temor,
en gran silencio meditan.
No se oye ni un leve rumor
todos velan...

Esta noche rogando están,
todos juntos orando
pues al amanecer
habrá de acontecer
la más cruenta batalla,
ahora... cuando ya todo,
en la noche calla
el silencio mortal,
oculta su sollozo;
la luna y las estrellas
se han retirado temerosas

Blancos y negros
conforman los ejércitos ,
almas negras, tras rostros blancos
mas lejanos
otros encubren
almas albas,
tras sus negros rostros,
ambos
vigilan sus Santa Bárbara,
ajustan monturas
y arnés
a sus cabalgaduras,
estudian estrategias
disponen sus armas,
escudos, yelmos
lanzas, espadas
sables, dagas;
armaduras
y
cañones;
Disponen sus ropajes
calzas, faldones
túnicas, y sayos...

Al amanecer
con el Rey y la Reina
oirán
la posiblemente,
su última Misa de campaña.,
se postrarán
ante el Señor de los Ejércitos,
ese Dios Todopoderoso,
aquél que les dio
un bello mundo para vivir,
disfrutando de la bondad, del amor,
dentro del orden del feliz cohabitar
mágico existir,
pleno de paz,
y hermandad,
como mejor arma
disuasoria universal
contra la guerra...,
pero con caso omiso
a tales enseñanzas
ante él comulgarán
y suplicarán
la victoria de sus ejércitos,
el exterminio,
la derrota
del maldito enemigo,
pues envilecidos
llenos de ocio están...

Avanzarán
en similar formación
en un mismo campo de batalla
mostrando sus pendones
emblemas y estandartes
como mejores baluartes...
ya frente a frente
los humildes peones
blancos y negros
serán las vanguardias,
en su retaguardia
el fuerte de cada ejercito
a cuyo frente
el Rey y la Reina,
en medio de sus torres
salvaguardados por sus nobles,
y leales,
alfiles y caballos
defenderán sus preciadas
haciendas y vidas,
protegiendo también,
a los míseros, pero necesarios,
peones
en su lento avanzar...

La Lucha comenzará
el guerrero trío
de
Torre, caballo, alfil
atacará
al tiempo defenderá
a su osada Reina
Bella Dama de Guadañas
que con total libertad se mueve
segando con saña vidas
Y capturando prisioneros,
Cual cosecha recogida en
campos de muerte,
Por pueblos
Que sufren tal guisa y suerte,
Así emularán a estos,
sus
mortales tableros

Mientras, lentamente
algún oscuro e insignificante peón,
quizá lo haga desvalido
sin protección
Luchará con ahínco para abrirse paso,
en las líneas enemigas
burlando
su extrema vigilancia
coronándose,
¡ Ay. peligro ...
se pone
en terrible brete al Rey
enemigo
quién habrá de gritar
¡ A mí la guardia ¡
mientras trata de huir
ocultándose en la torre
o cubriéndose con sus leales
para evitar el trance mortal
del Jaque Mate!
El resultado de esta contienda
está
en manos,
no de Dios,
que no entiende de lides y luchas,
sino del maligno
espíritu de tan belicosa batalla
espoleado
por ese demonio
que todos los humanos
ocultamos, y que,
en ocasiones, se complace
en sembrar destrucción y muerte,
que hoy amanece
teñido de rojo
en ropajes de blanco y negro,
con gemidos
y lamentos
de humanos
Y jumentos.

*

Ann Louise
  Gordon


Fondo Musical
   ************
Rossini Gioacchino
L, ITALIANA IN ALGERI
Ópera Cómica
Obertura

     ----






Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías



  Inicio | Biografía | Poemas | Chat | Música | Libro de visitas | Enlaces | Registro  
Fondo musical: http://www.nil.es/rpajares/rositalg.mid
Agregar a Favoritos
Recomienda esta web
© Ann Louise Gordon Stewards 2020

contador gratis para blog