Poemas
Se equivocó Schopenhauer...

domingo, 18 de febrero de 2007











Se equivocó Schopenhauer
…………………………………..


Se necesitaría un siglo, quizá mil,
para adquirir la finura que exige la distinción,
la comprensión de la gracia exquisita
de las cosas bellas
y admirables...

La obra verdadera, sea pictórica, musical,
poética, física o estructural, es producto de algunos
raros genios, de los de la gracia, de los privilegiados,
de los perfectos y hermosos
a los que no puede aspirar la estupidez
mediocridad y, vulgaridad ambiente.
Se manifiesta fuera de toda moda
o época…

Se equivocó Schopenhauer,
¿ Nos equivocamos nostras
las mujeres?
Puesto que ,  hoy en día,
reclamamos  iguales derechos
en esta hora en que ya somos las sobernas absolutas
del Mundo.
Bajamos de escalafón para reclamar
  iguales derechos...

Entonces ellos a quienes hemos adormecido,
esclavizado, domado por  y para el amor
en lugar de considerarnos , solamente
como la flor que perfuma
su vida,
nos van a juzgar con su razón y buen sentido,
Nuestra soberanía va a convertirse
en nuestra igualdad
¡ Tanto peor para nosotras!

¿ Dejaremos  de ser flor?
¿Finura, gracia exquisita?
¿Dejaremos de ser admirables?

No se les puede exigir a ellos
que lleven y amamanten al niño,
Igual que no se puede exigir a nosotras
grandes obras intelectuales
Eso se ha dicho y se dice, yo como  mujer
se que podemos ser iguales,
mejores y en multitud de casos superiores…
Pero si por autognosia  ya somos Reinas
y absolutas Soberanas
¿No sería mejor seguir siendo  el encanto y el lujo
de la existencia
y,  ya que las mujeres reivindicamos derechos,
honores y gloria.
¿Cuál mejor  que …
¡El de agradar!?

Ha pedido alguna vez una hermosa flor
ser  octavilla de papel,
El Cielo  hacerse pista peatonal
El amor perder su esplendor?
O el iris su color?

En cuanto a,  las verdaderas flores
las  que sólo deseamos ser bellas
y seductoras,
por dentro y por fuera,
cuya mano, al estrecharla, a ellos produce
estremecimiento,
cuyos ojos velados  les hacen soñar;
nosotras de quien reciben  toda la felicidad
Y todo el placer,
toda esperanza y todo consuelo,
siempre nos pedirán, de rodillas, perdón
por si  han escrito, dicho o hecho  
cosas severas, contra nuestro  sexo,
y, de rodillas a nuestras plantas
besaran  amorosamente las rosadas
puntas de nuestros dedos…

          *

AnnLouise
Copyright© 2007

¿ Para qué menos, si ya tenemos más,
Necesitamos acaso demostrar, lo que por todos es sabido?

¡ Qué la MUjER  es la Soberana absoluta del Mundo!








Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías




  Inicio | Biografía | Poemas | Chat | Música | Libro de visitas | Enlaces | Registro  
Fondo musical: http://www.magic-music.info/download/haendel-gloria-sample.mp3
Agregar a Favoritos
Recomienda esta web
© Ann Louise Gordon Stewards 2020

contador gratis para blog