Poemas
La cigarra country y el ratón vaquero

domingo, 25 de marzo de 2018







The the cicada country and the cowboy mouse!
La Cigarra Country, y el Ratón Vaquero…










Bajo el sol de la vida el sendero
es llano, dulce y  liviano,
alegre, delicioso y florido.
Amplias praderas de margaritas
tréboles, fucsias y peonías,
lindos pajarillos, sobre árboles
dando trinos y saltitos
muestran sus alitas
de terciopelo.

Ratoncillos con patitas de seda,
que asustados
huyen de mis vuelos y zumbidos...
de cigarra country,

Hey!

Blancas olas, en la cercana Mar,
besan las arenas doradas
de mi playa,
sigo el ritmo country, de esta
danza,
grácil y cimbreante,
y bajo el sol, complacida
me deleito…

En mi vida no  hay prisa
preocupación, labor pendiente
que realizar,
obligación,
tren que tomar, barco o avión ;
horario que cumplir,
ni jefe al que sufrir
fortuna  que  multiplicar
primo al que  embaucar,
inspector al que defraudar
libros contables que camuflar.
o dinero que blanquear.

Hey!


No sé de agenda, móvil, tableta,
ordenador,  ni tengo fax.
ni siquiera reloj.

Hechizada fui, un día,
por el ritmo de la danza country,
y desde entonces,
tras de mí, feliz y alegre,
viene enfervorizada y alegre
una inmensa  multitud;
con,alegres risas,
cantos, suspiros
y gozo,
que bajo el Cielo, canturrean,
con desparpajo:


¡Ya no precisamos  hombres
de ciencia,
jubilosos y saludables
todos nos volvimos,
no a pócimas, ungüentos,
no a potingues y medicinas
decimos,

No a picapleitos, jueces,
fiscales, alguaciles,
que el bolsillo nos arruinan,
y todo lo complican más
y más, para servir
a sus intereses.
No al ejercito, no a la Policía.
no,  a todo foráneo al
vecindario
precisamos!

Hey!


Nunca mejor  se siente uno
que prescindiendo de  todo
lo banal y superfluo,
solo lo indispensable,
no al lomo cargar, o a la cerviz
doblar,
por peso  ajeno a nuestra
propia naturaleza,
al partir,
las manos vacías han de ir.


Hey!


¡Diosito bello! Qué dicha y alivio!
cabe en nuestras manos,
el cestito para los frutos del bosque,
la botita para el vino, o agua,
y el bollito de pan.
Mi bello sombrerito cowboy,
sin florecitas, ni lazos rosa,
sí, a las botas vaqueras de algas;
el corazón  llené de canciones
de danza y  alegría,
y gracias, por todo ello,  doy
en mil oraciones.

Hey!

¡Vivan estos pasos  rítmicos,
no a  lumbago, reuma o gota.
nuestros pasos son  elegantes, alados  
y  ligeros.
Nuestros ojos dos luceros
que brillan,
y los cabellos sueltos
van,
que son el capricho y delicia
de los vientos

Ahora nuestro  Mundo es lugar
de paz ,amor y  contento…
de duraderos  ensueños,
  despreocupación
y adorables anhelos.


Hey!


Las digestiones son fáciles,
livianas,
No hay  úlceras,
quebraderos, preocupaciones,
  dolor de cabeza.
No  hay  miedos,
deudas ni hambre,
no,  a los  amantes de lo ajeno,.
y  banqueros.

¡Ay Diosito bueno!  
Mira que es simple ser feliz
¡ FELIZ,
sentirse sano, alegre, fuerte,
gozoso.!

¿Por qué  se empeña
el hombre,
en saber de
dolor y tristezas,
en mendigar,
y  pasar vicisitudes.?

No, al mal vivir.- decimos_
No, a complicarse, envejecer
y encorvarse
bajo el peso de  angustias,
para ser  desgarradoramente
¡ Infeliz!

Hey!



*


©Anny Gordon
LACAUSA
MARCH 2018
Cigarra Contry
and   Cowboy Mouse.
*Country Cicada*



Comentarios sobre este poemaEnviar a alguien
Deja tu opinión:
Usuario:      Contraseña:           Registrarse

Buscar poema introduciendo algún elemento del título o de su contenido:

Lista de los últimos poemas         Lista de categorías




  Inicio | Biografía | Poemas | Chat | Música | Libro de visitas | Enlaces | Registro  
Fondo musical: Johan ,Strauss---
Agregar a Favoritos
Recomienda esta web
© Ann Louise Gordon Stewards 2020

contador gratis para blog